lunes, 6 de febrero de 2017

Nietzsche y el pintor Jobst Günther



EXPOSICIÓN DEL PINTOR JOBST GÜNTHER EN NAUMBURG
«Nietzsche-Zyklus»
1 de julio - 31 de agosto 2016.


           Nietzsche se encuentra entre los artistas. Esto es patente en las distintas  exposiciones itinerantes en el Nietzsche Dokumentationszentrum Naumburg. En el mes de agosto tuvo lugar en el edificio moderno de la Jacobsmaurer la exposición  del pintor Jobst Günther «Nietzsche-Zyklus». Se trata de la parte conclusiva de la trilogía de la exposición «Verstehen zu Verstehen - Kunst zu Nietzsche und Wittgenstein». Para Jobst Günther (1943), pintor, pensador libre y profesor de arte, parece obvio que alguien se ocupe artísticamente de Nietzsche. «Entre los filósofos es el artista del lenguaje. Tiene una relación con el arte, ante todo con la música, con la música de Wagner, cuyo mensaje Nietzsche expresa en ideas», explica el pintor de 72 años. Y añade: «Las poesías de Nietzsche son muy coloristas. Precisamente eso le reprochaban los filósofos».
           En su exposición de 28 lámina, «Nietzsche-Zyklus comenta el origen de Vogtland de la vida de Nietzsche y los conocimientos de Nietzsche. El hombre ha aspirado con toda la fuerza a su libertad interior, lo que le condujo a la locura  - todo lo contrario de la libertad. Él no pudo resistir a la presión interna de la búsqueda de la verdad», dice Günther. Tampoco se sorprende el artista, de que el «talante que respiran las 28 láminas», no es jovial o alegre como él dice. Sus trabajos - collages con acrílico y lápiz de colores sobre papel - no son imágenes acabadas. Se trata de un proceso. El observador con sus preguntas y sensaciones sobre la imagen crea ese movimiento. Jobst Günter toma un camino propio y completamente original, para acercarse como pintor al fenómeno Nietzsche y se pregunta por qué los artistas se ocupan una y otra vez del fenómeno Nietzsche y se dejan inspirar por él.



             Para este «Nietzsche-Ziklus»  Günther distorsiona fotografías antiguas, que son en parte escenarios originales, tanto como situaciones de vida o escenas ficticias. Dicho en otros término: sobrepinta viejas fotografías, de la época de Nietzsche en sentido amplio. Uno tiene a menudo que esforzarse para identificar y clasificar la foto que subyace a la pintura. En ellas abundan los granulados, textos, imágenes, fotos,  para hacer referencia a los aspectos y etapas del camino emprendido por Nietzsche. El Zyklus no está construido cronológicamente. Comienza con Turín, con la locura de Nietzsche. Günther recurre a una foto, en la que la locura de Nietzsche le lleva a abrazarse a un caballo de tiro, al que ha golpeado con el látigo el cochero. Después de este preludio Günther vuelve a la juventud de Nietzsche, entra en el dormitorio de Schulpforta, y sigue hacia Génova. En cuanto al contenido, allí el camino ya no está lejos de Zaratustra,  el punto culminante de la creación de Nietzsche. «Para muchos hombres es la biblia» dice Günther. Es tematizado el mal uso de Nietzsche por los Nazis y finalmente la recepción de Nietzsche y el culto de Nietzsche. Jochen Kirchhoff, que ha presentado y elaborado el catálogo del «Nietzsche Zyklus», se pregunta por qué la teoría del superhombre, voluntad  de poder y eterno retorno se consolidan a través del arte y cómo estas formas de pensar son aún atractivas para los artistas. 
 Fuente principal:  http://www.mz-web.de/24349976 ©2017
https://nietzscheunddionysos.wordpress.com/nietzsche-zyklus-von-jobst-gunther/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada